• Maximiliano Sauza Durán

Sonetos desde Ítaca


A Valeria, pléyade de las dehesas


I. La nave de Ulises


Cóncava, leve, náufraga negra nave

que en la memoria pérdida inevitable

flotas en esa mar turbia, innombrable,

en los iris de mis ojos quedas suave.


Remos quebrados, ángulos de negra ave,

se curvan y expanden en el intratable

unánime azul de orilla dudable:

derivados de sí a la informa grave.


¿Qué tiempo mis horas han indignado?

¿Cuál diosa vendrá con sus gestos bellos

a darme la suma de mis despojos?


¿Anclados en dónde, funestos ojos,

dispersos por qué viento mis cabellos,

en aguas de qué dios he naufragado?


II. Helena tejiendo un tapiz


¿De quién cantas la cólera, oh, diosa,

si en este oráculo nada veo,

y en mi pecho sólo ladra furiosa

la jauría impotente del saqueo?


¿Por qué motivo das tan industrïosa

muerte, a quien privó de vida el aqueo

cuya espada limitó odïosa

a ni uno solo negarte, deseo?


La troyana guerra tejo en mudo manto,

son uno en el sitio gritos y nombres,

la mar es agua y naves y eco rudo,


flechas y aves son lo mismo en el canto,

desde esta torre parecen los hombres

leves imágenes de mi manto mudo.


III. Cavilación del héroe


Como es la Muerte del Süeño hermana

pues en ambos el que es cuerpo durmiente

eleva de sí el alma que mïente

ignorando el ayer y el mañana;


como la Muerte del Süeño emana

feble ficción, máquina cimiente,

rancia, amarga, confusa se siente:

del sentido embaucadora soberana.


Reino donde ya los ojos nada miran,

ínsulas de náufragos pálidos gritos,

país ignoto donde nada se nombra,


efugio amorfo que las lágrimas tiran

y acumulan de los númenes los ritos

aliando por siempre el Sueño y la Sombra.


IV. Sueño de Hipnos


Bruñido arco, amarga flecha:

silbar el aire hicieron juntos,

dando al viento los funestos puntos,

reunidos en guerrero, saeta y fecha.


Broncínea lanza, redondo escudo:

¿a quién servirán en el combate

si detrás del peto ya no late

el reloj humano, palpitante nudo?


¡Avísales a todos, joven Hipnos!

No exentes a ningún poeta,

que sepan lo que el troyano me ha hecho…


Que en mi nombre se funden los himnos,

que sepan que cobarde saeta

alojó su areito en mi pecho.


Xalapa. Del 4 al 6 de agosto de 2019.



Entradas relacionadas

Ver todo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square