• Allison Cruz

Tu cuerpo


El calor de su cuerpo alimenta mi alma, su cercanía me hace vulnerable a él, con tan solo un roce, una caricia, un beso…

Manos suaves, labios dulces y firmes, ojos rebeldes, libres e hipnotizantes, dulce velo de invierno.

No se necesita más de un abrazo ni un perfecto roce de brazos, de la unión de un hilo con otro, o de dos cuerpos distintos.

Si me volviera loca de ti, de tu amor, juraría a Dios no olvidarte jamás, más esta vez no.

Es aquel lunar en el cuello el que une cada uno de nuestros puntos de coordenadas dibujadas entre tu cuerpo y el mío.

Es tu pecho cálido el que mantiene mi corazón caliente ante el infierno invierno de esta primavera.

Entradas relacionadas

Ver todo
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square